Agenda
Anterior Siguiente
Web Oficial de Fernando Torres - F9T
  • Tamaño del texto pequeño
  • Tamaño del texto mediano
  • Tamaño del texto grande
09 / 03 / 2007

La felicidad de Torres

José Luís Corrochano. Periodista de Onda Cero

Recuerdos. Me dijo Méndez: “Vamos a Fuenlabrada a por tres chavales que han ganado la Nike Cup con el Atlético”. Pues vamos. Calle Alemania y los tres chavales en el coche rumbo a Capitán Haya en Madrid. Una hora después, allí estaban los tres sentados, con su chándal del Atleti y su cara de niño (A Torres aún no se le ha quitado). Méndez me había dicho que el de las pecas era un fenómeno, el segundo era Matallanas (sí, el hermano de Mata). Y el tercero, aún hoy no sé quién era. Fernando dice que puede que fuera Molinero. Tal vez. Sería un ventajista sí dijera que ya sabíamos que triunfaría, pero no si digo que Méndez se enganchó a él desde entonces. Y él, a mí.

 

Le pregunté hace un año a Leo Franco si no le sorprendía que Fernando Torres hubiera aguantado el peso del club durante tanto tiempo y con tanta juventud. Su respuesta me sorprendió, pero fue agradable: “No, cuando conocí a su madre lo entendí” (Gracias, entonces, a su madre). La última vez que vi a Torres fue a principios de esta temporada. Durante la entrevista le felicité por su madurez y a la gente de su entorno por retenerle en la tierra. Cosa nada fácil en los tiempos que corren.

 

El juego. Mírenlo. Párense a mirarlo. Pero mírenlo un rato... ¿A que sí? ¿A que no hay ninguna duda de que como él no tenemos tres o cuatro? Si le vieran por primera vez y les dijeran que es alemán, holandés o inglés, lo creerían. Por condición física y por estilo. La rapidez a la que controla el balón, los remates que hace y sobre todo los goles. Cuando usted lea esto, seguro que el último que ha marcado ha sido bueno.

 

La selección. Él ha ganado con España. Ya sabemos que de pequeño, pero ha ganado. Muchos de los que ahora juegan en las selecciones inglesa, alemana, italiana, francesa... saben cómo se las gasta. En torno a él, y a gente como Iniesta, Sergio Ramos, Casillas, está nuestra felicidad.

 

Su futuro. Sólo a él le corresponde, y los demás sólo podemos opinar. Así que aquí queda mi pensamiento: el día que se vaya (si es que lo hace) no habrá tiempo para el reproche. Ha sido ilusión, patria y banderín de enganche desde que era un niño. Compromiso indudable. Pregúntenle si se imagina viendo desde fuera como su Atleti gana un título. Dicho esto, él también merece ser egoísta. Merece disfrutar de la Champions, ser feliz. Merece ganar... Si es que así él lo decide.

 

 

Foto: José Antonio García Sirvent

 

  Más artículos de José Luís Corrochano

  Columnas recientes

  • Adidas
  • Nine Fitness
  • Mahou
  • LG
  • Jack & Jones
  • Bahía Internacional
  • Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.
  • Web oficial Atlético de Madrid
© 2008 Bahía Internacional
Webmaster: Luis Cuenca
Web diseñada por : HPS, High Performance Solutions
Derechos de uso | Colaboraciones