Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

El Liverpool entierra el 2010 con una última derrota ante el Wolves (0-1)

Una derrota en Anfield, la segunda de la temporada en casa, sirvió para echar el cierre a un negro final de año 2010. El colista dió la campanada

29-12-2010

Una derrota en Anfield, la segunda de la temporada en casa, sirvió para echar el cierre a un negro final de año 2010. El colista dió la campanada al llevarse todo el oro de Merseyside haciendo lo justo y necesario para superar a un Liverpool que no supo sacar partido de su mayor cuota de balón. El tanto de Ward en la segunda mitad acentuó las prisas de un equipo atascado en los metros finales y que no acertó a encontrar el camino del gol. Con esta derrota los ‘reds’ ya suman tres en las últimas cuatro jornadas y las urgencias para recuperar terreno volverán con un mes de enero plagado de partidos: seis de Premier y uno de F.A. Cup. Próxima cita, el primero de enero a las 16:00 horas en casa frente al Bolton. - Así va la Premier -

Fernando Torres formó en el once titular acompañado por David Ngog en la dupla atacante. Al comienzo del partido provocó la ocasión más clara del choque, enviando un balón sorpresa al área que Meireles no acertó a convertir solo ante el portero. Después basculó el ‘9’ por todo el frente de ataque a la espera de recibir un balón franco, si bien resultó complicado enlazar y sacar algo en claro entre el bosque defensivo de los ‘lobos’. Empujado por la falta de suministros también retrasó su posición, participando en la presión defensiva y buscando sin suerte sacar partido a su velocidad en las contras.


- Posesión sin mordiente

Antes de echar a rodar el balón Anfield homenajeó a dos ‘reds’ fallecidos esta semana, Bill Jones y Avi Cohen. Después el fútbol inundó el aforo con un Liverpool que tomó la iniciativa con Gerrard de nuevo llevando la manija. El centrocampista volvió a la batalla tras seis semanas en el dique seco y lo hizo para aportar su calidad, tanto en el trabajo de contención como en la parcela ofensiva. Apenas siete minutos de juego tardó Meireles en tener la primera ocasión clara, clarísima, del partido. No acertó el portugués a encontrar la red ante la única oposición del guardameta. Torres centró inteligente al área, un defensor sirvió en bandeja con su despeje y Meireles no logró traducir peligro en ventaja.

El Liverpool dominaba en posesión aunque le costaba encontrar profundidad a su juego. Mientras los ‘lobos’ despertaron y salieron de la guarida creando algún que otro problema en el territorio de Pepe Reina. Skrtel y Kyrgiakos se encargaron de enfriar las fogosas contras. Una posesión del 35 por ciento bastaba a los de Mick McCarthy para generar peligro, mientras los ‘reds’ tenían más balón pero menos mordida ante una defensa sobrepoblada. Ngog trató de superar el muro a distancia, con un disparo lejano, aunque Hennesey blocó sin problema. Elokobi también sembraba balones en el área desde la banda izquierda con intención aunque sin encontrar rematador.


- Gol, cerrojazo y derrota

En la segunda mitad Torres y Ngog relanzaron la ofensiva. Primero con una jugada del español por la izquierda que acabó en peligroso remate del francés. Después el propio Ngog aprovechó un centro en el área chica de Johnson para crear de nuevo peligro. El Wolves también sacó el colmillo con un peligroso disparo de Zubar con la izquierda, ocasión que atajó Reina, pero acabó por hincar en carne aprovechando un error defensivo. En el 56’ un balón perpendicular al área de Ebanks-Blake superó a Kyrgiakos y Skrtel, que se molestaron en el despeje dejando pasar el cuero para Ward. Encaró el ‘11’ a Reina y no perdonó con su disparo cruzado.

Tras una estéril reacción Hodgson llamó a Babel para sustituir a Ngog. El holandés trató de salir y besar el santo de primeras con un disparo lejano que se elevó en exceso. Cole fue el segundo cambio, entrando por el portugués Meireles, y de inmediato Fabio Aurelio entró por Konchesky. Quemó todos sus cartuchos el técnico en un intento desesperado de cambiar la faz a un partido que se consumía a sí mismo sin remedio. En los últimos compases los esfuerzos de Gerrard, Torres y Kuyt por dar la vuelta a la tortilla no dieron frutos, aunque Skrtel cabeceó al fondo de la red a balón parado en claro de fuera de juego. Al pitido final, derrota y amargo adiós a un 2010 que no pasará a la historia de los 'reds'.


- Ficha del partido:

Liverpool F.C.: Reina; Johnson, Kyrgiakos, Skrtel, Konchesky (Fabio Aurelio 73’); Kuyt, Gerrard, Leiva, Meireles (Cole 72’); Ngog (Babel 62’), Torres.

Wolverhampton W.: Hennesey; Zubar, Berra, Stearman, Elokobi; Jarvis (Edwards 89’), Milijas, Foley, Hunt; Ward, Ebanks-Blake.

Tarjetas amarillas: Elokobi 30’, Johnson 76’,

Goles:

0-1 (56’) Ward recibe un pase de Ebanks-Blake, encara y define cruzado.