Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Fernando Torres celebra con gol y victoria su centenario ‘red’ (2-1)

El ‘Liverpool’s number 9’ está de vuelta. Torres conmemoró a lo grande su partido número 100 con los ‘reds’, marcand

16-12-2009

El ‘Liverpool’s number 9’ está de vuelta. Torres conmemoró a lo grande su partido número 100 con los ‘reds’, marcando su undécimo gol en Premier League y certificando una victoria de máxima relevancia para los intereses del Club de Anfield en su misión de retorno a la ‘zona Champions’. Aunque sólo disputó los últimos 26 minutos, Fernando revolucionó el choque y firmó el gol que reivindica su papel protagonista en la pelea por el ‘Pichichi’. Un tanto con marca de la casa que aunó potencia, regate, un primer remate de puntera interceptado por el defensa y definición final mediante un toque de tacón. - Tabla de goleadores -

El conjunto de Rafa Benítez superó al de Roberto Martínez en la práctica totalidad del choque, especialmente en el primer tiempo. El gol de Ngog en los primeros minutos adelantó a los ‘reds’, que se impusieron al Wigan en todas las líneas. Fernando Torres amplió ventaja a diez minutos para el final y, ya en tiempo añadido, N´Zogbia firmó el gol visitante. Con este triunfo el conjunto de Anfield regresa a la sexta plaza y se sitúa a cinco puntos vista de la ‘Zona Champions’. La próxima cita, el sábado 19 en Fratton Park ante el Portsmouth. - Así va la Premier -


- Arranque brutal del Liverpool

Las intenciones beligerantes de los ‘reds’ quedaron patentes desde el inicio con llegadas al área en avalancha. Los primeros diez minutos de juego fueron una pesadilla para Kirkland, con lanzamientos de Kuyt, Gerrard y un par de fusilamientos con superpoblación en el área que incomprensiblemente no acabaron en gol. Sí lo hizo el cabezazo de Ngog en el 9’. Fabio Aurelio sirvió un centro templado al área y el francés se adelantó sobre el filo del fuera de juego para cabecear y superar la salida del portero. Kuyt tuvo el segundo en su bota derecha al rematar a bocajarro un centro de Ngog atrás desde la línea de fondo, mas Kirkland se exhibió para atajar el segundo.

Del Wigan poco, apenas dos disparos de Scharner y Gómez fueron dignos de llamarse acciones de peligro a favor de un Wigan tímido y abrumado por el inicio fulgurante de los locales. Aún así y con los minutos, el Liverpool levantó ligeramente el pie del acelerador y cedió terreno a un rival deseoso de abandonar la cueva pero sin saber cómo. Con construcción errática e imprecisiones en la entrega, los de Roberto Martínez eran incapaces de construir un argumento serio para apelar a Reina. Antes de finalizar el primer tiempo la grada celebró la salida de Torres a la banda para realizar ejercicios de calentamiento.

El último arreón antes del descanso vio dos excelentes acciones de los ‘reds’, que no ampliaron diferencias de milagro. Primero, un balón al área de Fabio Aurelio que no cabeceó Benayoun por milímetros. Después un disparo cruzado de Ngog que se fue por línea de fondo a centímetros del poste derecho.


- Torres regresa matador

Con el Liverpool atacando en el fondo ‘Kop’, la segunda mitad aportó más ritmo al choque. Los ‘latics’ saltaron a morder con llegadas de Rodallega, mientras que Kuyt y Benayoun hicieron lo propio en la puerta contraria buscando el gol de la tranquilidad. Un remate del holandés a pase de Ngog precedió a otro gran disparo de Mascherano levemente elevado por encima del larguero. Las triangulaciones entre Gerrard, Kuyt y Ngog creaban huecos en el bloque defensivo y sólo faltaba la puntilla.

El turno de cambios llegó al banquillo de Anfield con la salida de Fabio Aurelio por Lucas Leiva. También Rafa Benítez dio entrada a Fernando Torres, que pisó el césped de Anfield bajo una emotiva ovación como homenaje a su aparición número 100 para los ‘reds’. De inmediato el ‘9’ comenzó a crear problemas en la zona caliente buscando cabecear dos jugadas a balón parado. Se convirtió en el referente ofensivo, aunque también participó en labores de contención al abortar una internada de N’Zogbia.

En el 74’ la suerte sonrió a los locales al interponer la cruceta a un disparo de Scotland. El delantero pegó en la madera a puerta vacía cuando la afición visitante prácticamente celebraba el gol. Fueron los mejores minutos del Wigan, que desterró los miedos para inclinar el campo hacia los dominios de Reina. Entonces, cuando más necesario era el golpe de autoridad, fue Torres quien lo asestó con un gol marca de la casa. Una balón largo encontró al ‘9’ en potente desmarque, dribló la salida de Kirkland y salvó las acometidas de Bramble con un recorte antes de marcar de medio tacón. Aquilani también se lució instantes después con otra perla de calidad, una chilena en el área que interceptó un atento Kirkland. La nota negativa para el Liverpool llegó en el descuento, cuando N´Zogbia anotó con un trallazo tras recorrer en paralelo la frontal. Al final victoria importante para el Liverpool, que tratará de confirmar su reacción con otro triunfo en Fratton Park ante el Portsmouth.


- Ficha del partido:

Liverpool: Reina, Skrtel, Agger, Insua, Carragher, Mascherano, Aurelio (Fabio Aurelio 60’), Gerrard, Benayoun (Aquilani 80’), Kuyt, Ngog (Fernando Torres 63’).

Wigan Athletic: Kirkland, Figueroa, Óbice, Bramble, Melchiot, Thomas, Diamé (Scotland 58’), Scharner, N’Zogbia, Gomez (Koumas 83'), Rodallega.

Tarjetas amarillas: Mascherano 76’, Thomas 84’

Goles:

1-0 (09’) Ngog se adelanta en el área para cabecear un centro de Fabio Aurelio.
2-0 (78’) Torres culmina en boca de gol y de tacón una jugada personal en el área.
2-1 (91’) N´Zogbia recorre la frontal y suelta un trallazo directo al fondo de la red.