Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

‘Reds’ y ‘wolves’ empatan a nada en Molineux (0-0)

26-01-2010

Nuevo tropiezo en la Premier League para el Liverpool. La resurrección de los ‘reds’ vuelve a congelarse tras empatar sin goles en un insípido choque ante el Wolverhampton. Esta vez el arreón final de coraje no fue suficiente para invocar el milagro de los últimos minutos y en Molineux se quedaron dos puntos importantes de cara al objetivo de obtener plaza en la próxima Champions League. Este resultado supone un nuevo bache en este camino hacia la anhelada cuarta posición, agravado por la victoria del Tottenham sobre el Fulham en White Hart Lane (2-0). – Así va la Premier -

La principal novedad para Rafa Benítez fue la reincorporación de Steven Gerrard al once titular. El técnico recuperó de la enfermería a su capitán antes de lo previsto y lo alineó desde el inicio, al igual que el reciente fichaje de invierno, Maxi Rodríguez, que se estrenó como titular. Con el balón en juego el partido se redujo a la zona ancha, dando lugar a un partido trabado y de escasa trascendencia en las zonas de peligro. Los Wolves abusaban del balón largo mientras que el Liverpool apostó por la circulación y el toque como alternativas más fiables para romper el celo defensivo local. En ataque, sequía en ambas áreas. Kuyt y Gerrard destacaban con sus movimientos cerca del área, mientras que Riera y Maxi hacían labores de apoyo y asistencia desde la segunda línea. La banda izquierda fue el pasillo elegido por los locales para llegar a Reina, pero tampoco lograron un rematar entre los tres palos.

Tras el descanso Albert Riera probó a Hahnemann con un excelente remate bombeado desde fuera del área. La sorpresa no fue a más por la excelente intervención del meta, que sacó una mano providencial para despejar el peligro originado por el mallorquín. El Wolverhampton también quiso enseñar los dientes con aproximaciones a la contra y en acciones a balón parado, dando la cara más agresiva en acciones de Kevin Doyle, el más activo de los naranjas. Poco a poco la escuadra local se liberó de complejos para tomar la iniciativa y ceder al Liverpool la estrategia del contragolpe. Kuyt intentó romper la dinámica con un disparo desviado desde fuera del área.

La incorporación de Ngog por Riera aportó aire fresco arriba intentando la acción personal con un disparo al palo corto que detuvo Hahnemann, mientras en la puerta contraria los balones desde la banda eran la principal amenaza. El cronómetro avanzó inexorable y con él las urgencias del Liverpool que veía cómo se aproximaba peligrosamente al 0-0. Los ‘reds’ arrimaron el hombro para apretar arriba y consiguieron arrinconar a los ‘lobos’ en su madriguera, pero la sequía de ocasiones se mantuvo a pesar de los esfuerzos de Ngog, Kuyt y Gerrard por dar la campanada en los últimos minutos. Al final no hubo lugar a un milagro tardío y el 0-0 inicial quedó congelado en el electrónico del Molineux Stadium.


- Ficha del partido:

Wolverhampton W: Hahnemann, Ward, Craddock, Berra, Zubar, Foley, Henry, Mancienne, Jarvis (Guedioura 88’), Milijas (Jones 73’), Doyle.

Liverpool F.C: Reina, Carragher, Insua, Skrtel, Kyrgiakos, Mascherano, Lucas, Gerrard, Riera (Ngog 66’), Maxi, Kuyt.

Tarjetas amarillas: Skertl 71’