Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

“Somos favoritos. Nos lo hemos ganado”

La mirada de Fernando Torres (Madrid, 1984) desprende serenidad. Afronta su tercer Mundial en un punto de madurez que le hace ver las cosas con calma. Su ilusión es

07-06-2014

La mirada de Fernando Torres (Madrid, 1984) desprende serenidad. Afronta su tercer Mundial en un punto de madurez que le hace ver las cosas con calma. Su ilusión es la misma o mayor, pero tiene una capacidad de análisis que refleja su evolución como futbolista y como persona.

- Fernando Torres siempre llega. ¿Tiene algún secreto?

Aquí estamos. No hay secreto. La manera de ir al Mundial era hacerlo bien en tu equipo. Solo jugando y rindiendo puedes tener opciones. Luego está lo que cada uno ha aportado a la selección y lo que puede aportar. Hay jugadores más habituales, que saben lo que te van a dar, otros que no han venido y ves lo que pueden sumar adaptándose a esta selección. Es la manera de ir mejorando. El seleccionador decide 23 y poca gente habría coincidido, pero la opinión que vale es la de Vicente.

- ¿Cómo se mantiene la fuerza y la fe en ir a la selección cuando no aparecía desde la final de la Confederaciones?

He tenido varias lesiones que han coincidido con convocatorias. No sé si hubiera ido. Hubo otra en la que no jugaba en mi equipo y era normal. Pero hay que estar preparado. Si te dejas llevar pierdes las opciones de jugar en tu club, de estar en los partidos importantes. No sabes cuándo te va a llegar la oportunidad. Tuve la suerte de hacer un buen final de temporada, ser importante para mi equipo y esto es un premio.

- ¿Tan duro se ha hecho como para ver las cosas con tanta frialdad?

Ya no tengo 18 años. Las cosas ya no se afrontan de la misma manera. Tengo una madurez suficiente para entender que el fútbol es así. Un día estás y otros no. Vienen los que mejor están. Si no estás metido y enganchado o te has dejado llevar pensando en las vacaciones las opciones son mínimas. Yo miraba a la semana siguiente, a jugar con mi equipo el siguiente partido. Eso te hace estar. Yo no pensaba en ir al Mundial, lo que quería era jugar el siguiente partido con mi equipo. Es lo que he hecho cada temporada, haya o no Mundial.

- ¿Tenía vacaciones preparadas por si no iba?

Tuve dos semanas entre el final de la Premier y la lista y estuve entrenándome porque tenía la esperanza de estar. No tenía nada preparado. Estaba preparado por si no iba, podía pasar, pero no tenía plan de vacaciones.

- Se le ve en la cara la ilusión de la primera vez.

Sabía que era complicado por cómo había sido el año. Escuché la lista muy nervioso, tenía muchas ganas de venir porque me encuentro bien, con ganas. Y porque me encanta tener la oportunidad de defender con mis compañeros todo lo que hemos ganado en los últimos seis años.

- ¿Cómo vivió el momento de la lista?

En Galicia, en casa con mi mujer. Creía que era por la tele, pero no. Cuando me conecté a Internet estaba leyendo ya los delanteros. Luego dijo que era provisional para el partido de Bolivia, pero el primer paso estaba dado, así que hice la maleta porque el día siguiente había que estar en Las Rozas.

- ¿Qué queda de aquel ‘Niño’ de 2004 o de 2006?

Muchas cosas son las mismas. Está bien decir que la ilusión es la misma, pero ni yo ni nadie somos los mismos. Hemos saboreado la derrota y el pesimismo, la victoria y el optimismo. Ha habido etapas en la que se ha querido desestabilizar a la selección desde nuestro propio país, otros en las que todos se suben al carro. Hemos vivido de todo. Somos mucho más completos como jugadores y como personas. Sabemos asimilar mejor la presión porque hemos vivido muchas cosas, no todo porque seguro que nos queda algo por vivir. Nos hemos hecho más fuertes. La ilusión es la misma, pero estamos mucho más preparados.

- Ahora ese carro va lleno.

Volverá a bajarse gente y a subirse más. Llega el Mundial, la emoción, el fanatismo. La gente quiere que empiece, que juegue La Roja y está en nuestra mano que el país se ilusione de nuevo.

- Usted es el único delantero a nivel Mundial que ha estado en todas las últimas fases finales...

Porque tengo la suerte de estar en la mejor selección. Este equipo es un privilegio.

- ¿Por qué se puede ganar el Mundial?

Porque ya se ha hecho antes. Porque nadie había ganado tres grandes seguidas. Tampoco se podía y lo logramos nosotros. ¿Quién puede decir algo así más que esta selección?

- ¿De cuánto va a servir la experiencia de la pasada Confederaciones?

De mucho. Nos pasó en Sudáfrica y seguro que va a pasar lo mismo en Brasil. Eso no quiere decir que por esa experiencia vayamos a ser campeones, pero sí que sabemos lo que nos espera: el ambiente hostil, el calor, la hierba, el balón... Sirve mucho más de lo que pueda aparecer. Ahora sabemos lo que nos vamos a encontrar.

- ¿Asumen que la estrella les coloca como favoritos?

En un gran torneo los favoritos son el anfitrión, si es una gran selección la que organiza, y el último campeón. Luego los que han ganado Mundiales. Nos toca serlo por decreto y porque nos lo hemos ganado. Llevamos años siendo el número uno en el ránking FIFA, somos campeones del mundo, de las dos últimas Eurocopas... Nos toca ser favoritos, pero nadie lo es más que Brasil por el equipo que tiene y porque juega en casa.

- Si habla de ese gen ganador tiene que acordarse de Luis Aragonés.

Por supuesto. Él comenzó todo, hizo lo más difícil. Ahora parece que se le quita importancia o que no la tiene tanta porque ves los jugadores que tiene España y crees que lo normal es ganar. Pero fue él quien vio que se podía, el que los puso a todos a jugar, el que cuando las cosas peor iban siguió confiando en esa manera de jugar. Y los más difícil de todo: convencernos de que podíamos ser campeones, no solo decirlo, sentirlo. Logró esa fuerza de grupo, que no tuviéramos miedo, respeto excesivo, que saliéramos al campo a jugar de tú a tú. Nos faltaba quitarnos el temor de no ser capaces de competir de tú a tú. Él lo logró.

- ¿Qué papel espera tener en el Mundial?

Yo espero ser titular, jugar todos los partidos y todos los minutos, como todos mis compañeros. Todos queremos ser importantes en el Mundial. Todos soñamos ganar el Mundial y ser importantes, pero no todos podemos. Estoy preparado para lo que toque. Si es jugando, perfecto, si no, preparado para ayudar. Un Mundial, y lo sabemos bien, es muy largo y hay momentos y partidos para todos.

- Esta generación que lo ha ganado todo empieza a anunciar retirada de la selección. ¿Qué pasa por su cabeza?

Yo no me he planteado dejar la selección. Vamos a ver qué pasa en el Mundial, lo que el míster espera para después. Yo me siento fuerte y bien para seguir en la selección.

- Lleva 10 años en la élite con la selección. ¿Está cansado del fútbol?

Eso nunca, pero sí ves las cosas de manera muy diferente. Cuanto más ganas más diferentes ves las cosas. Ya sabes cómo es ganar un Mundial, una Eurocopa, una Champions, ya no te preguntas qué se siente. Ya conoces a qué sabe y quieres repetir. No es lo mismo. Maduras, te tomas las cosas con más calma, que las cosas llegan con trabajo, que esto es una carrera de fondo. El fútbol son momentos y saber aprovecharlos.

- ¿Y de lo que lo rodea?

Depende de donde sea. Cada país es un mundo: los medios, la cultura del fútbol, cómo se afrontan los partidos... Estar fuera de España me ha hecho ver las cosas de otra forma. Lo que rodea el fútbol está ahí y forma parte de esto.

- Un año más llega un delantero al Chelsea, ahora Diego Costa.

Como cada verano. A mí nadie me ha regalado nada nunca. Me han hecho competir desde que llegué al primer equipo, me educaron así y hasta que me retire será así. Cuanto mejores jugadores vengan, y Diego lo es, más alta será la competencia y mejor será para el equipo.

- ¿No se plantea un cambio de aires, otro país, otra cultura, otras experiencias?

De momento no.

- Parece que va a llegar medio Atleti al Chelsea...

Si hacemos caso a lo que sale tendríamos 50 jugadores. No es momento de pensar en el Chelsea, es el del Mundial. Seguro que el club está trabajando para mejorar, pero ahora importa la selección.

- ¿Lloró con el gol de Ramos?

Llorar no, pero fue muy cruel. Si el Madrid gana 2-0 o 3-0 pues has perdido ante un gran rival. Por lo que representaba, el Atleti no merecía perder de esa manera.

- ¿Ha hablado con Sergio Ramos?

Sí, claro. Yo sabía las ganas que tenía de lograr la Champions, lo que ha trabajado para ganarla. Me alegro mucho por él. Dentro de lo malo, si tenía que ser por alguno, que fuera él.

- ¿Estamos ante el mejor central del mundo?

No está a un nivel diferente a otros años. En el fútbol hay momentos que te marcan y hacer un gol así en una final de Champions es uno de ellos. Ahora se centra la atención en él por ese gol. Si no hubiera marcado, no se hablaría así de él y es injusto porque lleva a ese nivel varios años.


- Una entrevista de M.A.Lara para MARCA