Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Torres: “The Kop me canta como a Dalglish y Fowler, es un orgullo”

29-01-2008
Torres: “The Kop me canta como a Dalglish y Fowler, es un orgullo”Fernando Torres es uno de los grandes estandartes del fútbol español y acaba de iniciar un periplo importante de seis años en uno de los míticos clubs del fútbol mundial, el cuatro veces campeón de Europa Liverpool. Atrás queda ‘el Niño’. Hoy Benítez ha dado jornada festiva a los suyos y Fernando, acompañado de su inseparable Antonio Sanz, el que fuera Jefe de Prensa del Atlético de Madrid, nos cita cerca de su domicilio, al lado del aeropuerto, que no se podía llamar de otra forma, John Lennon.

Toma un café largo. Bien peinado y cuidando siempre su imagen, se muestra locuaz y sin reservas. No regatea. Va directo a la portería. Así se consiguen más goles, se logran más victorias, con la sinceridad. Una veracidad que le obliga a reconocer que el ‘Atleti’ es algo muy especial en su vida. Agradable, accesible, dispuesto e integrado es un Fernando Torres maduro y dispuesto a triunfar en su aventura en la cuna del fútbol.

- Casi sin darnos cuenta ya lleva media temporada en los ‘reds’...

Sí. Miro para atrás y ahí lejos está la salida del Atlético o la pretemporada con el Liverpool, un equipo nuevo en el que no conocía a casi nadie. Salir de la rutina a la que estaba acostumbrado me queda ya lejísimos, parece que ha pasado ya mucho tiempo y eso es bueno, ya que quiere decir que la integración ha sido fácil porque me la han puesto fácil los compañeros. Y en lo deportivo las cosas me están saliendo bien.

- ¿Qué balance personal hace de estos cinco meses en Inglaterra?

Positivo porque yo pensaba que iba a costarme más adaptarme al fútbol de aquí, entrar en el equipo, poder hacer goles... y todo eso ha sido sencillo por la ayuda impresionante de todo el equipo, del club y de los compañeros. La gente de la ciudad es muy acogedora y eso quizás era lo que más me preocupaba porque llevaba toda la vida en la misma ciudad, el mismo club, la misma gente... y era cambiar todo de golpe con un idioma nuevo. Por suerte todo ha ido bien.

- ¿El inglés lo dominaba?

Pensaba que hablaba lo básico, pero cuando llegas aquí te das cuenta de que no, que no tiene nada que ver lo que puedes aprender en el instituto a lo que es el acento de Liverpool. Cuando te hablan de fútbol coges más cosas, pero si se salen de ese tema estás perdidísimo. Yo tenía a Pepe loco porque éste es un acento muy cerrado.

- ¿Aquí en Liverpool usted tiene intimidad?

Aquí la gente tiene mucho más respeto por la vida privada. En el centro, o en cualquier sitio, la gente te puede reconocer, pero no está encima de ti. Puedo pasear tranquilo. En Madrid antes de hablar con alguien, tengo que atender a 20 personas; aquí esperan a que termine. No te recuerdan a cada paso que eres futbolista.

- ¿Cómo ha sido la adaptación al trabajo de Rafa Benítez?

Me ha sorprendido. He tenido muchos entrenadores y de cada uno he aprendido cosas, pero Rafa ha ganado títulos, ha estado en distintos vestuarios que ha sabido llevar fueran complicados o no y te das cuenta de la diferencia de trabajo que realiza. Saca el máximo rendimiento del jugador; está muy encima intentando pulir detalles que ni siquiera tú te das cuenta de que son importantes hasta que te lo hace ver. Te hace mejorar mucho.

- ¿Cómo es el Liverpool?

Es un club muy tradicional. El estadio es el colofón a todo eso y resulta impresionante jugar ahí.

- ¿Debe ser difícil describir la sensación de jugar en Anfield?

Sí lo es. Se está hablando del nuevo estadio y la gente lo acepta, porque hay una lista de espera para abonarse enorme. El campo actual lo llenamos ante equipos de Segunda en Copa.

- Una afición siempre entregada…

Para ellos la sensación que tienen es que en Inglaterra el Liverpool no gusta, que todo gira en torno a Londres pese a que el Liverpool es el equipo que tiene más títulos europeos. Creo que mucha gente no lo sabe fuera de Inglaterra porque quizás no se ha sabido vender, o no le ha interesado a la Prensa inglesa, pero este es un club impresionante. Yo no tenía ni idea de lo grande que es hasta que me explicaron la historia del club y lo que significa jugar aquí.

- Usted está jugando muy bien, pero el club está teniendo una temporada difícil...

Quizás está siendo una temporada difícil porque este año se nos ha exigido que ganemos la Premier. Estamos haciendo mejores números que la campaña pasada, pero entonces quizá ni se lo planteaban. Nosotros queremos ganar, pero somos conscientes de que esto lleva tiempo y hay que dejar trabajar al entrenador.

- Que bien se ha acoplado al fútbol inglés; cualquiera diría que la Premier es ideal para su juego...

Siempre me había gustado esta liga. La seguía y conocía a los equipos y a los jugadores. Y siempre tenía la intención de poder venir a jugar aquí. Nunca sabes como te vas a adaptar, pero por suerte la adaptación ha sido buena y rápida... pero es sólo el principio, hay que seguir.

- Otros buenos jugadores españoles fracasaron en esta misma aventura...

Sí. Las características que tiene el fútbol, la velocidad con la que se juega, el contacto físico... creo que beneficia a mi juego. Estoy muy contento por estar en el Liverpool y ahora no me planteo salir de aquí en muchísimo tiempo; tengo un contrato de seis años.

- Aquí es ‘The Kid’ en lugar de ‘El Niño’...

Sí, pero cada vez menos. Aquí no hay tantos motes y sobrenombres como hay en España, o en Argentina, donde se ponen muchos. Llamé la atención al principio y me tocó eso de ‘Kid’.

- ¿Ya le cantan algo en Anfield?

Sí, me cantan el apellido, como a Fowler y a Dalglish. Siempre me decían que cuando la grada The Kop te hace la canción es emocionante, y cuando me explicaron que la forma de cantar mi apellido era igual que la que le habían cantado a Kenny Dalglish, que es número uno en la historia del Liverpool, y a Fowler, lo agradecí y sentí responsabilidad porque de alguna manera te están relacionando con ellos, que lo han sido todo aquí, lo que es un orgullo tremendo.

- ¿Se está demostrando al final que lo mejor para todos era que saliera del Atlético?

Sí. Yo necesitaba nuevas metas y nuevos retos, y competir con los mejores equipos al máximo nivel, lo que por desgracia no tenía en el Atlético. Tuve la oportunidad de venir a uno de los mejores clubs y no podía desaprovecharla. La temporada pasada intenté hacer todo lo posible, todo lo que estaba en mi mano, para meter al equipo en Europa y no pudo ser. Entonces necesitaba dar paso a otros para que lo consigan y que lo hagan mejor que yo.

- También al Atlético le ha ido bien...

Hay ciclos en el fútbol. Para que el Atlético creciera era ideal que yo me marchara. Han fichado muchos jugadores que pueden decidir, cinco o seis. Ahí están, en zona Champions, y estoy muy contento por eso. Le sigo siempre.

- ¿Qué tal le fue con Javier Aguirre?

Siempre hablé mucho con Javier. Hemos tenido muchas charlas y me ha ayudado mucho, y espero que yo a él también. Él siempre me ha apoyado ante esta posibilidad porque sabía que era muy importante para mí crecer.

- ¿Y con Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil?

Bien también. Todo fue siempre muy transparente. Salió la posibilidad y yo le pedí al club que la escuchara, que era un club que a mí me encantaba y que me apetecía. No hubo problema, porque siempre con Miguel Ángel ha habido mucha confianza y hemos hablado muy claro.

- ¿Ha vuelto por el Calderón?

No he podido, aunque me gustaría porque me vendrían muchos recuerdos. Si pudiera volver a ese campo como jugador sería muy especial.

- ¿Un Atlético–Liverpool en Champions casi sería un sueño para usted?

Sí, porque querría decir que todo le va bien a las dos partes, a nosotros y a ellos, que hace mucho que ese club no está en la Champions. Sería un gran momento.

-¿Con 23 años le tienen que llegar ahora los mejores años de su carrera?

Sí, en teoría sí. Ahora es cuando los delanteros comenzamos a crecer, a hacer goles y a madurar, y ojalá eso coincida con un gran momento del equipo.

- ¿Cree que volverá a jugar en España antes de retirarse?

No lo sé. Ahora mismo no me lo planteo. Supongo que cuando pasen muchos años... a todo el mundo le gusta estar en su casa y en su país.

- Se fue a Liverpool buscando un equipo que luchara por ganar títulos...

Sí, creo que nosotros aspiramos a estar en lo más alto. No entra en la cabeza el no figurar entre los cuatro primeros. A partir de ahí ya es el primer cambio porque en España luchaba por entrar entre los cuatro, y aquí dentro de esos cuatro lucho por estar el primero. Creo que la diferencia, aunque parezca poca, es mucha.

- Están llegando nuevos extranjeros a Inglaterra y muy buenos. ¿Le ha sorprendido la calidad de algunos futbolistas?

Sí, son mejores de lo que la gente se piensa. Ahí está el caso de Gerrard, que la gente sabe que es un gran jugador y está considerado como uno de los mejores del mundo, pero quizás en un fútbol como el español, que se tiene mucho la pelota, él podría demostrar mucho más su calidad y se vería que es un fenómeno. Yo, que entreno y convivo todos los días con él, me doy cuenta de que no se ve todo lo bueno que es.

- ¿Está aprendiendo de sus compañeros?

Eso es lo bueno: tener al lado dos o tres jugadores de un nivel altísimo y que tú te quieras parecer a ellos... que trabajes para poder estar a su nivel. Es bueno tener en quien mirarte en cada entrenamiento para tener un referente.

- ¿Están los futbolistas españoles un poco en medio de la guerra Benítez y los dueños del Liverpool?

No sólo los españoles. Rafa ha traído muchos jugadores y ha apostado por ellos, y esperamos que todo se solucione de la mejor manera para el entrenador y para el club, que es lo que nos hará a todos estar a gusto. No me imagino un Liverpool sin Benítez. No sé qué pasaría si se marchara él…

- ¿Qué tal con los nuevos propietarios del Liverpool? ¿Tiene contacto con ellos?

No. Los conocimos, pero aquí están sus hijos como representantes. Ellos son los que tienen más contacto con la plantilla y con el entrenador. Los dos dueños están un poco al margen. Creo que dejan trabajar a Rafa en su parcela porque los hijos hacen otras cosas. La relación de los directivos con los jugadores no es tan de día a día como en España.

- ¿Y qué dice de los marcajes, son más duros que en España?

Son diferentes. Los equipos ingleses, quitando los cuatro equipos de arriba, no están muy trabajados tácticamente y son mucho de corazón y de ganas... el querer ir a ganar, no dar un balón por perdido, ir a muerte a por el balón... pero tácticamente dejan muchos espacios. Por eso, al final los equipos grandes ganan, porque tienen mucha más calidad y aprovechan esos espacios. Vale, tal vez las entradas sean más fuertes, pero son más nobles. Se ven entradas duras pero con balón por medio. Hay alguna desmesurada que puede hacer mucho daño, pero en líneas generales son el juego es honesto.

- Y de fingir y dejarse caer en el área, nada de nada...

Incluso a tu propia afición no le gusta, no lo permite.

- ¿Cómo ve la temporada que está haciendo el Atético, con ‘el Kun’ y Forlán arriba?

Creo que el equipo está funcionando porque tiene mucha pegada arriba. Se está demostrando que en muchos partidos se descompone y se rompe porque encaja muchos goles. Sólo el Madrid y el Barcelona tienen más pegada que el Atlético porque Simao, Maxi, Agüero, Forlán, Raúl García, Luis García o Reyes pueden resolver un partido en cualquier momento. No son sólo uno o dos, son cuatro o cinco jugadores en los que puedes confiar. Al Atlético muchas veces le conviene que se rompan los partidos porque en el intercambio de golpes normalmente va a ganar.

- Ha marcado casi 20 goles hasta el momento, lo cual demuestra que el gol es igual en todos los sitios...

Sí, quizás por la forma de jugar pueda aprovechar aquí más mis virtudes. Este es un equipo en el que cada uno hace su función, y jugadores como Gerrard, Kewell o Pennant me buscan siempre, por lo que tengo más opciones... quizá no tantas como en España, pero sí más claras. Aquí cada llegada es una llegada en tromba que sabes que va a acabar en un tiro a puerta y sólo tienes que saber colocarte.

- Además, cada gol que marca usted es más dinero para el Atlético. Son 250.000 euros por cada 15 goles, ¿no?

Supongo que estarán todos contentos, el Liverpool por pagar y al Atlético por recibir.

- Personalmente, no imaginaba que marcaría tantos goles desde el inicio...

Ni yo tampoco. Pensaba que me iba a costar más. Confiaba en mí y sabía que podía hacer goles, pero las cosas están saliendo muy bien y sólo falta que acaben con un buen resultado del equipo: poder conseguir un título, la Champions, la Premier o la Copa para que merezca la pena del todo.

- ¿Le gustaría esta temporada medirse a algún equipo español en la Champions después del Inter?

Preferiría enfrentarme a otros. Creo que los equipos españoles están muy fuertes, tanto el Sevilla como el Barcelona o el Real Madrid. Nosotros tenemos que eliminar al Inter que no es nada fácil. Creo que nadie ha quedado contento con el sorteo por los rivales que había, ya que todos eran complicados, pero bueno...

- ¿Qué pasará contra el Inter?

Confiamos en sacar un buen resultado en casa y poder hacer el partido que nos interesa en Italia, pero nunca se sabe. Va a ser una eliminatoria muy bonita.

- ¿Cómo ve usted a Luis Aragonés? Se que él ha pasado malos momentos igual que todos nosotros en la clasificación. El equipo ha convencido en las últimas convocatorias y estamos esperando con muchas ganas que llegue esta Eurocopa para demostrar a todo el mundo que podemos inscribir nuestro nombre en la historia.

- Con el cambio de sistema al 4-1-4-1 habrá un damnificado: Villa o usted...

Creo que lo importante es que se beneficie la selección. La competencia siempre es buena y cuanta más competencia haya, mejor. El que tenga la suerte de ganar en esa lucha va a ser porque está capacitado y a un gran nivel, sabiendo que en cuanto falle otro va a entrar en su sitio. Mientras el equipo vaya ganando supongo que Luis seguirá confiando en ese sistema.