Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Un golazo de Torres no basta para disipar las tinieblas del Liverpool (2-1)

Nueva noche aciaga en Bloomfield Road para el Liverpool. Aunque el partido ante el Blackpool arrancó como Torres y Dalglish habrían soñado, con golazo

12-01-2011

Nueva noche aciaga en Bloomfield Road para el Liverpool. Aunque el partido ante el Blackpool arrancó como Torres y Dalglish habrían soñado, con golazo del ‘9’ a los tres minutos de juego, no fue posible acabar con el mal fario en calidad de visitante. Los ‘reds’, enfundados en negro, cayeron víctima de los goles de Taylor-Fletcher y Campbell, que sirvieron para dar la vuelta al calcetín. Sólo siete minutos tardó la escuadra local en anular el tanto de Torres, mientras que el de la victoria llegó en el 69’, coincidiendo con la mayor presión del Liverpool en el área rival casi siempre de la mano de Torres. La escuadra del Ian Hollloway supo mantener el resultado sin renunciar al ataque para finalmente denegar a Kenny Dalglish un feliz debut liguero en el banquillo de los ‘reds’.

Fernando Torres sumó su séptimo gol en la presente temporada de Premier League. Al comienzo del partido hizo gala de su inteligente desmarque, velocidad y calidad en el remate para sorprender al Blackpool. Lanzó una diabólica diagonal desde el carril diestro y encaró con valentía para romper con un derechazo seco, apenas sin ángulo, la puerta defendida por Kingson. Su aportación no se limitó al gol. Más allá del 1-0 destacó con calidad en las grandes acciones de ataque del Liverpool, aunque volvió a acusar la excesiva falta de apoyos al trenzar jugadas en la zona de influencia.


- Torres da ocho minutos de ventaja

Respecto al once de Old Trafford muchas novedades en la alineación de Dalglish, con Jovanovic y Poulsen, más allá de la ausencia de Gerrard por sanción y el regreso de Johnson, aunque éste último como inédito lateral izquierdo. El esquema se transformó en un 4-3-3 con la media Poulsen-Leiva-Meireles. Y las cosas no pudieron arrancar mejor. Una jugada vertiginosa por la derecha acabó en gol de Torres, su séptimo de la temporada. Kelly subió el cuero por su carril, Torres abrió su posición para recibir, encaró y definió perfecto con la diestra a pesar del reducido ángulo. Estallaron el equipo y el banquillo en aplausos ante un comienzo soñado que instantes después se nubló con el empate.

El Blackpool no se cruzó de brazos y aprovechó un error en la entrega de Meireles para empatar la contienda. Taylor-Fletcher atrapó el cuero, encaró con velocidad y superó la entrada al cruce de Agger antes de rematar preciso al fondo de la red. Por si fuera poco, Campbell optó al 2-1 de cabeza instantes después, por fortuna para los ‘reds’ sin acierto. El balón cayó en poder del conjunto local para desesperación visitante, que intentaron contestar con triangulaciones para volver a romper el orden defensivo del Blackpool. Con los minutos la intensidad del juego se fue diluyendo en una dinámica perezosa que durmió el partido. El balón quedó cercado en la zona ancha, sin presencia en las áreas a excepción de un tiro con efecto de Torres desde la izquierda y un cabezazo de Agger a las manos del meta.


- El naranja manda en Blackpool

Tras el paso por la caseta la tónica del choque cambió a otra con mayor presencia y profundidad en ataque de la escuadra naranja. Mientras que el Liverpool se perdía en zona de nadie, el Blackpool encontró un filón a través de Charlie Adams y se plantaba en el área de Reina con cierta facilidad. De no ser por el cancerbero español alguna de las tres ocasiones consecutivas de la escuadra local habría acabado en las redes. La manopla del madrileño evitó males mayores, mientras que Torres aprovechó el terreno despejado atrás para buscar gol con una espléndida volea cruzada a pase largo de Jovanovic. Volvió a intentarlo instantes después con un espléndido control y remate que interceptó oportuno Kingson.

El empujón de Fernando Torres animó a los ‘reds’ que empezaron a recuperar terreno a los de Ian Holloway. Meireles y Kuyt ensayaron su disparo con argumentos, reivindicando el segundo para los suyos, aunque el partido evolucionó por un camino bien distinto. Una contra acabó en el segundo tanto local. Campbell, solo en el corazón del área, cabeceó a placer al fondo de la red a centro, también de cabeza, de Evant. El jarro de agua fría no congeló a Torres, que de inmediato puso un balón perfecto para el remate de Meireles que se marchó alto. A partir de ahí se atascó el equipo de Dalglish y se limitaron al máximo las llegadas a la meta rival. Los ‘tangerines’ manejaron los tiempos a su antojo, seguros atrás y peligrosos en las contras, aunque un penalti fantasma a favor del Liverpool por mano en el área pudo cambiar el destino. No lo concedió el colegiado y los cambios de Dalglish, incorporando a Shelvey y Ngog por Poulsen y Kuyt, tampoco aportaron nada nuevo a un Liverpool que acabó por añadir una derrota más a su nefasta estadística lejos de Anfield.


- Ficha del partido:

Blackpool: Kingson; Eardley, Evatt, Cathcart, Crainey; Varney (Southern 83’), Adam, Vaughan, Grandin (Phillips 65’), Eardley; Taylor-Fletcher (Baptiste 83’), Campbell.

Liverpool F.C: Reina; Johnson, Kelly, Skrtel, Agger, Johnson; Meireles, Lucas, Poulsen (Ngog 85’), Jovanovic; Kuyt (Shelvey 65’), Torres.

Tarjetas amarillas: Jovanovic 23’, Kelly 28’, Torres 80’, Charlie Adam 82’

Goles:

0-1 (03’) Torres recibe en banda derecha, alcanza el área en diagonal y dispara con la diestra.
1-1 (11’) Taylor-Fletcher supera el cruce de Agger y bate a Reina.
2-1 (69’) Campbell cabecea en el área a placer un centro desde la izquierda.