Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Una tarde negra en Anfield deja a los ‘reds’ en zona de descenso (1-2)

El Blackpool se llevó el oro de Anfield, más de lo merecido. Los preciados tres puntos volaron de Merseyside alojados en el bolsillo de los ‘tangerines&

03-10-2010

El Blackpool se llevó el oro de Anfield, más de lo merecido. Los preciados tres puntos volaron de Merseyside alojados en el bolsillo de los ‘tangerines’, que obtuvieron el máximo rendimiento de sus dos goles anotados en el primer tiempo, el primero de penalti. El tanto de Kyrgiakos en la segunda parte no bastó para salvar los muebles, a pesar de que el Liverpool creció hasta achuchar con buen fútbol a un Blackpool que resistió como pudo el asedio local. Un paradón de Gilks en el último instante denegó finalmente un merecido reparto de puntos en detrimento de un Liverpool que cae a la zona de descenso, empatado a puntos con el siempre rival Everton. Así las cosas, se espera un súper-derbi de Merseyside en la próxima jornada por eludir la zona caliente de la clasificación. - Así va la Premier -

Fernando Torres formó en el once titular, mas a los diez de juego se vio obligado a salir del terreno de juego por una dolencia muscular en el aductor. David Ngog fue su relevo en la punta de ataque para el resto del encuentro.


- Sin Torres y con dos goles en contra

Prometía la tarde en Liverpool, con un once de gala y dispuestos a arrollar al Blackpool. Pero la primera estocada llegó el minuto 9 y no en forma de gol. Fernando Torres se retiró del partido por una dolencia muscular en el aductor, siendo sustituido por David Ngog. Aún así los locales no levantaron el pie del acelerador y mantuvieron la presión arriba: Gerrard envió alto en un disparo con mucha intención, mientras que Kyrgiakos acarició el gol tras un saque de esquina que no acertó a enviar al fondo de la red. El Liverpool demostraba intención y argumentos para tomar ventaja en el electrónico, aunque los ‘tangerines’ no se echaron atrás y acabaron sacando máximo rédito a una internada en el área de Varney. Johnson lanzó el pie para despejar tras un quiebro y sólo acertó a derribar al jugador en el área. El colegiado señaló de inmediato el punto de castigo y Charlie Adam no perdonó en la ejecución, a pesar de que Pepe Reina acertó la trayectoria.

No se amilanó el conjunto de Anfield y siguió empujando por el gol, esta vez para buscar el empate. Kyrgiakos seguía asustando en los remates a balón parado y Ngog lo intentó de tiro raso. Se aceleró el ritmo de juego e incluso entró en una fase de caos, sin dueño conocido a pesar de que los ‘reds’ seguían asustando, esta vez tras una acción personal y disparo de Johnson en el área. Cole se sumó a los intentos, finiquitando una buena triangulación con un disparo raso que detuvo el meta. Pero todo el esfuerzo se vino abajo cuando una contra letal del Blackpool derivó en el 0-2. Taylor-Fletcher combinó con Varney al filo del fuera de juego para que éste remachara sólo ante Reina.


- Resurrección y orgullo ‘red’ sin recompensa

No merecían los ‘reds’ semejante castigo y Kyrgiakos por fin encontró justicia para sí mismo y los suyos. Por fin consiguió el griego anotar a balón parado, después de los dos serios avisos de la primera mitad de esta guisa. Un saque de falta encontró la testa del defensa en el área, que prácticamente fusiló a Gilks para tonar el 0-2 en 1-2. Se rebeló el gigante y convirtió el partido en un auténtico monólogo. Sólo en un sentido se veía correr el cuero, el que llevaba a la puerta del Blackpool. Meireles y Cole rozaron el empate como guinda a la ofensiva total del Liverpool.

Hodgson también reaccionó en el banquillo, dando entrada a Jovanovic por Cole en una clara apuesta por el gol. Holloway también se tiró a la piscina, realizando su tercer cambio a la vista de los acontecimientos. Pero la agresividad y casta del Liverpool siguió marcando diferencias, avivada por el orgullo insuflado por la grada de Anfield. No se podía quitar el ojo al Blackpool, que esperaba agazapado para buscar la sentencia que podía llegar en una contra puntual, pero tampoco el resultado daba la oportunidad de nadar guardando la ropa. Y así creció el partido en emoción y fútbol de ida y vuelta: el Liverpool, lanzado en ataque con Meireles y Cole como abanderados de la cruzada y el Blackpool, tirando contras de máximo peligro. El gol pudo caer en cualquier casillero y así lo demostró la última acción del partido, un remate excepcional de Kyrgiakos a pase de Maxi que detuvo salvador Gilks. En sus guantes murió el partido y las esperanzas de ‘The Kop’.


- Ficha del partido:

Liverpool F.C: Reina; Johnson, Kyrgiakos, Skrtel, Carragher; Meireles, Gerrard, Poulsen (Jovanovic 59’), Cole (Maxi 89’); Kuyt, Torres (Ngog 10’)

Blackpool: Gilks; Cathcart (Keinan 19), Evatt, Eardley (Philips 46’), Crainey; Varney, Vaughan, Grandin (Southern 64’), Taylor-Fletcher; Adam, Campbell.

Tarjetas amarillas: Reina 45’, Kyrgiakos 64’, Taylor-Fletcher 65’,

Goles:

0-1(29’) Adam convierte un penalti de Johnson sobre Varney.
0-2 (46’) Taylor-Fletcher asiste en profundidad a Varney para que defina solo ante Reina.
1-2 (53’) Kyrgiakos cabecea en el área chica un saque de falta de Gerrard.