Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Anfield decidirá el pase a semifinales tras un tenso choque en Lisboa (2-1)

La guerra de cuartos se decidirá en Anfield. Dos goles de Cardozo desde el punto de penalti anularon el magnífico tanto inicial de Agger en un partido te

01-04-2010

La guerra de cuartos se decidirá en Anfield. Dos goles de Cardozo desde el punto de penalti anularon el magnífico tanto inicial de Agger en un partido tenso e intenso que los ‘reds’ jugaron con diez durante 60 minutos. La expulsión de Babel marcó la batalla del estadio Da Luz, aunque el conjunto de Rafa Benítez aguantó con oficio las embestidas del Benfica que sólo pudo transformar su dominio en goles desde el punto de castigo. A pesar de la derrota, el conjunto inglés se lleva un tanto en campo contrario que puede resultar decisivo de cara a la vuelta en el templo de Merseyside.

Fernando Torres jugó 83 minutos del choque. El gol tempranero y la inferioridad de efectivos derivó en un mayor espacio entre líneas que aisló su posición en la zona de ataque. Allí, en su hábitat natural, se las vio crudas con los defensores. Cosido a faltas bregó con insistencia para penetrar en la zona y buscar su ocasión perfecta, más no encontró la suerte del gol. Su trabajo cargó de amarillas a la zaga y generó peligrosas faltas en la zona de influencia. A siete minutos para el final fue sustituido por David Ngog.


- Golazo y expulsión

Rafa Benítez introdujo solo una novedad en el once respecto a los hombres que abatieron al Sunderland, siendo Lucas Leiva el elegido para ocupar el lugar de Maxi Rodríguez. El respeto mutuo marcó el inicio del partido. El juego quedó a merced del pulso en la media, bloqueado por la presión de ambos equipos. Pero la calidad del Liverpool salió a relucir en una jugada a balón parado para romper el partido. En el minuto 9’ Agger remató de tacón en el área impecable tras un saque de falta de Gerrard que pilló a la defensa desprevenida.

Cardozo intentó equilibrar las cosas a pase de Di Maria, pero erró en la suerte final rematando alto ante Reina. La iniciativa quedó en exclusiva para el Benfica, que herido quiso sacar partido de la calidad de Cardozo y Ramires arriba. Mientras el Liverpool reforzó el juego defensivo y basó sus opciones de ataque en el juego largo a Torres o balones a las bandas. En el 28’ Di Maria rozó el empate con un zurdazo cruzado desde fuera del área que se marchó elevado por milímetros. Los balones bombeados al área se convirtieron en un peligro constante que no acertaron a transformar en empate.

La impotencia del Benfica se tornó esperpento tras una escalofriante entrada de Luisao a Torres por la espalda. La acción derivó en tángana y el colegiado expulsó a Babel, implicado en la refriega, mientras que el ‘4’ local sólo vio la amarilla. Aún así y a pesar de la inferioridad de efectivos, el Liverpool aguantó atrás e incluso Torres consiguió marcar un tanto que quedó anulado por fuera de juego. Instantes después el ‘9’ pilló desprevenida a la zaga para llevar de nuevo el peligro al área de Cesar.


- Dos penaltis, dos goles de Cardozo

Sin cambios en ninguno de los dos equipos, tras el descanso la pelota cayó en el bolsillo del Benfica. La escuadra lisboeta movía el balón con soltura en busca de un resquicio en la pantalla defensiva de Benítez para colar un balón a Cardozo o Di Maria. El mismo Cardozo siguió con su particular noche negra de cara puerta, buscando sin éxito el arco de Reina con sendos remates de cabeza, pero cambió su suerte de lleno para dar la vuelta al calcetín. El empate llegó desde el punto de penalti. Una patada de Insua a Aimar fue suficiente para que el colegiado señalara el punto de castigo y no perdonó Cardozo en la ejecución, con un tiro fuerte, seco y ajustado al palo derecho.

El empate no cambió en demasía la cara al partido. El Benfica seguía empujando a un Liverpool firme atrás y con sus opciones arriba, con Torres batallando insistente a la caza de su cuota de gol. A pesar de su superioridad numérica el Benfica fue de más a menos. El empuje inicial se fue desinflando a medida que el Liverpool controlaba el partido e incluso pudo marcar el segundo mediante Torres. El ‘9’ se plantó en uno contra uno, pero su disparo se marchó desviado por línea de fondo. Del posible 1-2 se pasó al 2-1. Otra vez Cardozo. Otra vez desde el punto de penalti. Esta vez una mano de Carragher en el área fue el origen de la pena máxima. La recta final dio algo de emoción al choque, pero el marcador no fue a más y todo quedó aplazado a la sentencia definitiva de Anfield


- Ficha del partido:

Benfica: Cesar, Coentrao, Luisao, Luiz, Pereira (Nuno Gomes 65’), Di Maria, García, Martins (Amorim 72’), Ramires, Cardozo, Aimar (Aimar 86’).

Liverpool: Reina, Johnson, Agger, Carragher, Insua, Lucas, Mascherano, Kuyt, Babel, Gerrard (Benayoun 91'), Torres (Ngog 83’).

Tarjetas amarillas: Luisao 29’, Luiz 37’, Insua 45’, Reina 73’, Carragher 79’

Tarjetas rojas: Babel 31’

Goles:

0-1 (09’) Agger marca de tacón tras un saque directo de falta de Gerrard.
1-1 (61’) Cardozo marca de penalti con fuerte disparo ajustado a la cepa del poste.
2-1 (79’) Cardozo transforma un penalti bien colocado, suave y por el centro.