Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

El orgullo de Torres y Gerrard no basta para ganar el gran ‘derbi’ en Old Trafford (3-2)

No defraudó el clásico del fútbol inglés en cuanto a espectáculo y goles, pero sí dejó con la miel en los labios a un

19-09-2010

No defraudó el clásico del fútbol inglés en cuanto a espectáculo y goles, pero sí dejó con la miel en los labios a un Liverpool que consiguió remontar un 2-0 para acabar sucumbiendo ante la tarde perfecta de Berbatov. Fernando Torres y Steven Gerrard dieron forma a lo que parecía un sueño, cuando el Manchester United reinaba en el marcador y sobre el césped. Pero Torres es la gran pesadilla de Old Trafford y tampoco faltó en esta ocasión. De sus acciones y desmarques eléctricos nacieron las acciones a balón parado que dieron lugar a dos goles de Gerrard en apenas seis minutos locos de la segunda mitad. Primero, siendo víctima de un penalti. Después, provocando una falta en el borde del área que acabó en el empate. Así Torres confirma su leyenda de bestia negra para el ManU y, especialmente, para los centrales de los ‘diablos ‘rojos’.

El primer tiempo ofreció un partido vibrante, con ritmo endiablado, tensión a raudales, sin parones pero falto de ocasiones claras en ambos bandos. Al borde del descanso el United se adelantó con un gol extremo de Berbatov a balón parado. En la segunda mitad el búlgaro completó el 2-0 con una espléndida chilena, un golazo antológico que no hizo mella en un Liverpool que consiguió remontar gracias a su pareja más rentable: Torres propone y Gerrard dispone. Al final la gran actuación de Berbatov se cerró con un tercer tanto, otra vez de cabeza, negando al menos un reparto de puntos merecido, si no incluso una victoria, para los ‘reds’ en Old Trafford.


- La igualdad se deshace a balón parado

Por fin Hodgson pudo moldear un once titular con la mayoría de efectivos disponibles. Así Reina, Johnson, Skrtel, Carragher, Konchesky, Maxi, Meireles, Poulsen, Cole, Gerrard y Torres fueron los designados para pelear en Old Trafford, alineación con cinco nombres nuevos respecto al equipo que disputó este clásico la temporada pasada. Las primeras acciones dibujaron a un Manchester con mayor presencia, más incisivo, preciso y con llegada al área. Berbatov quería seguir con su racha y era la punta de lanza para el acoso local. La grada vibraba con los suyos a pesar del chaparrón que regalaba el cielo gris de Manchester.

Apenas diez minutos duró el dominio local, lo mismo que tardó el Liverpool en adquirir cuota de balón e iniciar la labor de construcción. Maxi y Meireles volcaron el juego hacia la banda derecha desde donde partían las andanadas hacia el área, a la vez que Torres y Gerrard dibujaban diagonales y movimientos en el área horadando la línea defensiva. Aún así las ocasiones se hacían esperar en la puerta de Van der Sar, al revés que el marco contrario donde Nani aprovechó una contra para presentarse ante Reina y rematar fuera incomprensiblemente. Johnson con la zurda dio réplica desde el pico del área.

Torres hacía de las suyas, dando dolores de cabeza a la zaga con el balón cosido a la bota. La calidad del español destelló en una acción personal para sortear la presión de varios rivales en la frontal y sacar el balón jugado. Consiguieron desplazar momentáneamente al United de la escena central del partido, pero Dimitar Berbatov recuperó el crédito marcando a balón parado. Un tenso saque de esquina botado por Giggs encontró en el primer palo la cabeza del búlgaro, quien remató ante la única oposición de Fernando Torres y la impotencia de Reina. Duro golpe para los ‘reds’, que vieron desplomarse su trabajo al borde del descanso como un castillo de naipes.


- Torres y Gerrard, resucitar para morir

Al regreso de vestuarios se estiró el equipo de Hodgson. Meireles y Gerrard tiraron del equipo buscando mayor profundidad y pegada, aunque la sequía de ocasiones seguía persistente mientras Berbatov estuvo a milímetros de hacer sangre en una indecisión de Reina. El camino hacia puerta se hacía demasiado largo y difícil en comparación con las rápidas y cómodas llegadas del ManU. Nani reventó un trallazo en el poste derecho de Reina, avisando que los ‘red devils’ no se conformaban con la mínima ventaja. Y llegó el arte a Old Trafford. Nani exprimió la banda derecha y envió un balón bombeado al área. Berbatov esperaba el regalo de cielo, controló con máxima calidad y le pegó de chilena a puerta. Se coló el cuero pegando en la cara interior del larguero ante un Reina desarmado.

Todo parecía haberse acabado, con el tercero local más cerca que el primero visitante. Mas los clásicos son eso, clásicos, partidos imprevisibles que pueden cambiar en cualquier instante. Precisamente lo que sucedió tras una acción de Torres. El ‘9’ ingresó en el área para atrapar un centro en profundidad de Meireles y fue derribado por Evans. Gerrard transformó engañando al meta por completo. Y volvió a funcionar la dupla, los mismos protagonistas para poner el empate. Primero, Torres cae en la frontera del área por O´Shea cuando buscaba contacto con un pase en profundidad. Después, Gerrard transforma el peligro en gol colando el libre-directo por el único orificio de la barrera, trepanado por un movimiento de Meireles.

El empate noqueó al United y frenó su ímpetu, llamando a la calma aunque sin renunciar al ataque. El Liverpool cerró filas atrás para contener la reacción local al par de banderillas colocado por la dupla ofensiva Torres-Gerrard. Se veían capaces los de Ferguson, creyeron en sus posibilidades y Berbatov acabó por cerrar su tarde mágica con el tercero de la tarde. Cabeceó impecable el búlgaro en el segundo palo, superando en el salto a Carragher para cerrar el círculo de su ‘hat-trick’. La exhibición de Berbatov fue la pesadilla para los ‘reds’, que finalmente vieron su duro trabajo quedar en papel mojado ante el júbilo incontenible de Old Trafford.



- Ficha del partido:

Manchester United: Van Der Sar; O’Shea, Evans, Vidic, Evra; Nani (Anderson 87’), Fletcher, Scholes, Giggs (Macheda 82’); Berbatov (Gibson 87’), Rooney.

Liverpool: Reina; Johnson, Skrtel, Carragher, Konchesky (Agger 82’); Maxi (Ngog 61’), Meireles (Jovanovic 79’), Poulsen, Cole; Gerrard, Torres.

Tarjetas amarillas: Rooney 57’, Evans 63’, Ngog 66’, Scholes 68’, O’Shea 69’,

Goles:

1-0 (42’) Berbatov cabecea en el área pequeña un saque de esquina de Giggs.
2-0 (59’) Berbatov controla un centro al área de Nani y marca de espléndida chilena.
2-1 (64’) Gerrard transforma un penalti cometido sobre Fernando Torres
2-2 (70’) Gerrard marca de libre-directo disparando a media altura.
3-2 (85’) Berbatov cabecea en el segundo palo un centro medido desde la derecha.