Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

OK | Más información

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

F9T - Web oficial de Fernando Torres F9T - Web oficial de Fernando Torres

Hacer Slide a los lados para ver las noticias

Liverpool-Chelsea: el título en juego sobre el césped de Anfield

Después del sentido homenaje recibido en el Vicente Calderón Fernando Torres regresa a su primer hogar en Inglaterra, el mítico Anfield. Será su

25-04-2014

Después del sentido homenaje recibido en el Vicente Calderón Fernando Torres regresa a su primer hogar en Inglaterra, el mítico Anfield. Será su segundo desplazamiento con carga emotiva de la semana mezclado a partes iguales con una extraordinaria tensión competitiva. Si en Madrid los ‘blues’ disputaron el primer combate por un sitio en la final de Lisboa, en Liverpool la Premier League es el gran objetivo aún al alcance de ambos rivales. Los ‘reds’ son líderes con cinco puntos de ventaja sobre el Chelsea aún con nueve en juego y han contando con toda una semana para preparar el choque a conciencia. Un triunfo ‘blue’ en Anfield reduciría la distancia a dos enteros dando lugar a un fin de campaña apasionante, mientras que la victoria local significaría una estocada casi definitiva al campeonato. Aún así, el Manchester City acecha a seis puntos del líder con un partido menos y sería sin duda el gran beneficiado de un traspié de los de Brendan Rodgers. Este vibrante clásico se disputará el domingo a partir de las 15:05, hora española peninsular -Así va la Premier-

Para Fernando Torres el partido en Anfield será su segundo ‘regreso al pasado’ de la semana, si bien no se trata de la primera ocasión en la que el ‘9’ pisará el césped donde se convirtió en leyenda local con sus récords. En dos ocasiones previas se vistió de corto con los ‘blues’ ante The Kop, ambas correspondientes a citas de Premier League como la que aguarda el domingo. En las dos jugó los noventa minutos cosechando una derrota (4-1) y un empate (2-2), por lo que en esta ocasión Torres peleará por lograr su primera victoria de visitante en Anfield y estrenar las redes vistiendo una camiseta distinta a la ‘red’.

Y es que a lo largo de tres temporadas y media Fernando fue el gran ídolo goleador del Liverpool, algo que consiguió a base de trabajo y, sobre todo, goles. Durante su etapa en Anfield disputó un total de 142 partidos en los que anotó 81 goles, cifras que arrojan un promedio superior a un gol por cada dos partidos jugados. Este rendimiento le hizo indiscutible en las alineaciones de los tres entrenadores que tuvo: Rafa Benítez, Roy Hodgson y Kenny Dalglish, registrando 126 titularidades frente a 16 actuaciones en calidad de suplente. También destacó como asistente con 20 pases de gol.

En el capítulo de récords consiguió en la campaña 2007/08 ser el máximo goleador por temporada del Liverpool en el Siglo XXI (33 goles entre todas las competiciones -24 Premier League, 6 Champions League y 3 Carling Cup-), a la vez que debutante con mejor promedio goleador de la centenaria historia del Liverpool (Un gol por cada 1.36 partidos). También erigirse en el primer jugador de la historia del Liverpool en marcar en ocho partidos de Liga consecutivos de Primera división en Anfield, así como en conseguir dos ‘Hat-trick’ consecutivos en Anfield desde noviembre de 1946.

Mucho ha cambiado todo desde entonces. En su llegada al Liverpool de Rafa Benítez los ‘reds’ peleaban en todos los frentes, por todos los títulos, especialmente en la Champions League, mientras que su pelea esta temporada se ha limitado prácticamente a la Premier League, fuera de Europa y con eliminaciones tempranas en FA y League Cup. Sin duda el ‘factor partidos’ ha otorgado oxígeno a la escuadra de Brendan Rodgers, que saltará al campo el domingo con la nada despreciable cifra de 13 choques menos en sus piernas que el Chelsea, esto es, más de 1170 minutos de juego menos para sus jugadores. Algunos de ellos compartieron vestuario con Torres: de la última alineación de Rodgers ante el Norwich cuatro jugadores coincidieron con Torres en su etapa de Liverpool: Johnson, Gerrard, Skrtel y Lucas Leiva. Agger, otro contemporáneo del ‘9’, entró en calidad de suplente.

El Chelsea acude al clásico después de una exigente ida de semifinales ante el líder de la Liga BBVA española -Atlético de Madrid-, partido del que sacó un interesante empate sin goles de cara al devenir de la eliminatoria, que el miércoles celebrará en Stamford Bridge su segundo capítulo. Sería el penúltimo paso hacia un título de Champions muy deseado, aunque no menos que la Premier, que además sería para Fernando Torres su primer entorchado en el torneo de la regularidad. Por ello los ‘blues’ darán el máximo para obtener en Anfield los tres puntos a pesar de las bajas que golpean al equipo. Petr Cech es baja por lesión en el hombro, al igual que John Terry por uan dolencia en su pie izquierdo. Samuel Eto’o y Hazard tampoco estarán disponibles para el envite, tal y como aseguró Mourinho en la rueda de prensa previa al ‘clásico’.

En Merseyside el Chelsea se encontrará un ambiente hostil al máximo. Los ‘reds’, un histórico de la Liga inglesa, tiene a tiro un título de Premier League que nunca han conseguido. El formato actual del campeonato inglés, uno de los más competitivos y mejor organizados del mundo, no ha sido conquistado jamás por el Liverpool que está a tres partidos de coronarse campeón tras una temporada para enmarcar. Las dificultades que han atravesado en los últimos partidos ante Manchester City (3-2) y Norwich (2-3) no han sido suficientes para hacerles tropezar y ahora tienen a tiro el que sería su decimonoveno título. La última vez que se coronó campeón de Liga fue en la campaña 1989-90, esto es, hace casi cuarto de siglo y aún no conocen el triunfo con el actual formato que arrancó en 1992. Sin duda una razón poderosa para pelear por un título ansiado por The Kop y que hoy está a su alcance. Eso sí, antes deberán imponerse a un Chelsea que peleará hasta el último aliento por su cuarta corona en apenas una década.